Sobre la desinformación en las protestas estudiantiles

Hace unos momentos hablé con un estudiante de la Universidad del Valle quien me pidió el favor que le colaborara en la difusión de un video que desvirtúa una nota periodística que fue publicada por El Tiempo.

Así suene cliché, pero las imágenes lo dicen todo. Los invito a leer el texto de la nota “Cuatro estudiantes heridos en Univalle” publicada en eltiempo.com y a continuación ver el video que adjunto:

Cuatro estudiantes heridos en Univalle

Por: REDACCIÓN ELTIEMPO.COM | 10:34 a.m. | 20 de Octubre del 2011

Es una protesta contra reforma en educación. Las actividades en la universidad siguen.

 

El sonido de dos ‘papas bombas’ causó inquietud en medio de un ‘Pupitrazo’, acto simbólico de estudiantes que rechazan los cambios en la Ley 30 de 1992.

Desde temprano estudiantes sacaron pupitres hasta los alrededores del campus universitario, en el sector de Meléndez, en el sur de Cali. Fueron instalados en las avenidas Pasoancho y calle Quinta.

Pero hacia las 10:45 se produjeron detonaciones y cuatro estudiantes debieron ser llevados a la enfermería de la universidad.

La situación se produjo cuando algunos estudiantes se querían desplazar hacia la estación del Masivo Integrado de Occidente (MÍO).

Los manifestantes dicen que es un acto pacífico y que los explosivos no fueron detonados por ellos, sino por quienes quieren causar desorden. “Pregúntenle a la Policía”, dijeron algunos de ellos.

 

Después de leer la nota, los invito a ver el siguiente video, para darnos cuenta quién es el verdadero responsable de las lesiones a los estudiantes (Ir a 2:20):

 

 

 

La imagen de la página principal fue tomada del Flickr de Radio Nederland Wereldomroep.

  • http://Sitioweb Javier Ernesto

    No fue una papa bomba sino una granada lacrimógena. Esas tienen cuerpo de caucho y no metálico, justamente para que las personas no la pateen de regreso a los Policías (las conocí en el servicio militar). Lo que buscaron los de negro fue alborotar a la gente, es claro. Ellos saben que en un grupo grande de gente, al menos uno se alborota y se basan en eso para iniciar sus movimientos antidisturbios.

    Y el diario, desinforma, claro.