¿Porqué no uso mi bici para ir al trabajo?

Ultimamente me he dado cuenta que algunos de los llamados “ciclistas urbanos” aprovechan cualquier espacio digital para lamentarse y sobre todo, criticar a las personas que no hacen uso de la bicicleta como medio de transporte. Me parece curioso, pues aquellos que afirman ser ejemplo de tolerancia, caen en lugares comunes y no se molestan en analizar con calma la situación de muchas personas que como yo, no usamos una bicicleta para desplazarnos en la ciudad.

Para un bloguero, las razones principales se encontraban en la pereza y en la resistencia al cambio, algo tan “tipico del colombiano”. Me parece que sus argumentos son ligeros, procedo a dar mis razones.

El miedo al cambio no es patrimonio de los colombianos, es una condición inerente al ser humano. Estamos acostumbrados a lo habitual, por lo que salir de nuestra zona de comodidad siempre es algo difícil. Sobre este tema se ha escrito mucho, abordándolo desde varios puntos de vista: Las relaciones laborales y las relaciones económicas y sociales. Ahora bien, usar este argumento me parece que tiene lógica, pues es difícil que las personas cambien sus costumbres al movilizarse, pero no creo que sea el mas preciso.

Vivo en Bogotá desde hace unos 6 años, monto bici desde que tengo memoria y hago ciclismo de montaña hace casi 20 años. Los fines de semana puedo recorrer mas de 7o kilómetros de trocha en varias zonas de Cundinamarca y ni así uso una bicicleta para desplazarme por la ciudad. Tengo una sola razón para ello:

Bogotá no es amigable para la bicicleta.

  1. Es verdad que hay ciclo rutas que recorren varias zonas de Bogotá, pero en las zonas donde no hay vías apropiadas para andar en bici el asunto se vuelve algo realmente complicado. Prefiero mil veces descender por una trocha a tener que esquivar buses, motos, taxis y peatones irresponsables por la séptima. Y no, no voy a andar por los andenes como lo hacen algunos ciclistas. Los andenes son para las personas, eso es algo sagrado.
  2. La ciudad es insegura. Robar una bici es facilísimo y lamentablemente el crímen queda impune. Alguna vez pensé en comprar una bici de “bajo perfil” para andar en la ciudad, pero me dio física pereza perderla en un parqueadero público o hacer todo lo posible para no frenar en cada esquina y no quedar como un blanco fácil para los ladrones.
  3. No sabemos andar en la calle. Ni cuando vamos en un carro, ni como peatones ni tampoco como ciclistas. Hay muchos tramos de las ciclo rutas que han sido invadidas por vendedores callejeros o por peatones que ignoran este carril. Las ciclo rutas son usadas por ciclomotores y muchos de ellos no respetan a los peatones. La verdad me da mucha pereza involucrarme en un accidente en calles por falta de vías apropiadas o nuestra falta de cultura vial.

La pereza y el famoso miedo al cambio son factores menores cuando tienes al frente una ciudad insegura sin las vías apropiadas. Me gusta la bici, me parece que es un medio de transporte muy divertido, pero también creo que es necesario ser mas tolerantes con aquellas personas que deciden no usarla.

No soy mejor persona por usar una bici y la verdad no creo que cambie el mundo por andar en ella, sólo lo pedaleo.

  • LaGranPolla

    Muy valido tu comentario, desde la perspectiva que yo estuviera reprochandoles o atacando por atacar, y de golpe contribuya más a la confrontación que al consenso. De hecho las razones que enumeras son adaptables al artículo. Pero me parece curioso que con tanta experiencia en dos ruedas no le hayas dado un intento. Yo tengo amigas que se han acostumbrado en 2 semanas a andar en bicicleta en Bogotá y pues, acepto que en Bogotá hay que ser muy precavido, pero sigue siendo un esfuerzo mínimo. A mi no me han robado la bicicleta jamás, jamás me he accidentado. Pagar parqueaderos y cargar cadenas, para amarrar la bici, tampoco es imposible, pues es verdad que no hay voluntad estatal tampoco, pero por eso cada uno puede comenzar ese cambio.
    Mal o bien Bogotá es una de las ciudades con más ciclorrutas en América Latina, la geografía es en 80% plana, el clima es perfecto con la lluvia incluida y las distancias son en realidad cortas. Haz el intento.
    Yo no aprovecho cualquier espacio para lamentarme, mi blog es mucho más amplio, pero si a ti te parece más cómodo el carro o el bus pues, dale, como si los taxistas y buseteros no fueran conductores dementes y como si en los taxis o buses nunca robaran.
    Y bueno, me gustaría verte proponer, en vez de criticar a los que critican y proponen.