Juan de los Muertos

Debo empezar reconociendo que Juan de los Muertos me sorprendió. Esperaba ver la típica película de zombies: Imágenes grotescas y caricaturizadas, personajes tontos que se convertían en un pretexto para mostrar muertos vivientes que se arrastran por las calles.

Juan de los Muertos no es así. Esta vez, los zombies son el pretexto para mostrar al Cubano, al habitante recursivo de la isla, a la persona que sabe que la situación no esta para nada bien pero que sabe que solo necesita un filo para arreglárselas.

Juan, el protagonista de esta comedia, sabe que si se va de la isla tendrá que ponerse a trabajar. Ante la amenaza decide aprovechar las circunstancias creando un negocio con el mejor lema que he visto en mucho tiempo: “Juan de los Muertos, matamos a sus seres queridos” con el único propósito de vencer a los zombies o los disidentes pagados por el gobierno imperialista de los Estados Unidos, según sea quien informe.

Juan sabe que puede hacerlo, pues ha sobrevivido “al Mariel, a la guerra de Angola, al período especial y a la cosa esta que vino después“.

Una película muy recomendada!