Verdadero mercadeo


Creo que somos muchos los bombardeados por seminarios y conferencias para aprender a vender, saber mas sobre el marketing emocional, el mercadeo uno a uno, CRM y cuanta sigla rara se inventan para llenar auditorios.

En la entrada del edificio donde ParqueSoft tiene su sede en Popayán, dos señoras tienen sus “puestos de venta” donde podemos encontrar dulces, papitas, galletas, llamadas a $300 y en fin, todas aquellas cosas que nos encontramos en nuestras calles.

Hoy en la tarde me senté a verlas durante unos 5 minutos y me percaté que una de ellas hacía mas ventas que la otra. Es mas, casi podría decir que la proporcion es de 4 a 1. La pregunta es entonces, ¿Porqué si dos señoras con los mismos productos, a los mismos precios y separadas tan solo por un par de metros tiene un volúmen de ventas tan diferente?

La respuesta es muy sencilla, pero también muy interesante. Una de ellas, que lastimosamente no se su nombre (que verguenza), pero siempre me refiero a ella como “La veci” parece que hubiera hecho cuanto seminario que anuncian en El Tiempo y Semana. Aplica al pie de la letra el cuento de los momentos de la verdad, el mercadeo uno a uno y realiza un CRM impresionante.

Mas o menos su “metodología de trabajo” es la siguiente:

  1. Cuando ve que te acercas, dibuja en su rostro una sonrisa transparente y verdadera.
  2. Cuando estas al frente, pregunta sobre tu vida, el porqué estas con esa cara de cansancio, te comenta sobre el clima.
  3. Recuerda tus gustos, te cuenta que ya le llegaron Gudis y te dice que las crispetas yupi estan frescas.
  4. Te ofrece promociones, descuentos y el consabido microcrédito que desespera al éxito.
  5. Despues de pagar, se despide de nuevo con una sonrisa, te desea una feliz tarde o noche y te pide (creo que con el corazón) que no trasnoches tanto.

Ahora bien, qué pasaría si en cada “momento de la verdad” que tenemos con un cliente seguimos sus pasos:

  1. Saludar amablemente a nuestros clientes.
  2. Preguntar e indagar sobre su vida, claro, sin ser entrometidos.
  3. Recordar sus preferencias.
  4. Premiar la fidelidad. Las promociones a clientes especiales son siempre bien recibidas.
  5. Despedirse amablemente. Definitivamente una sonrisa mueve montañas.

Para completar, “La Veci” hasta ha trabajado de modelo. Mi socia necesitaba unas imágenes para sustentar su tésis que le diera el cartón de Diseñadora Gráfica. La Veci estuvo ahi, disponible y siempre atenta para ser una de las modelos de su trabajo. Les debo la foto, se la voy a pedir a Lore.



Share
Tags
Written by carloscaicedo


  • http://www.maluciaalnatural.blogspot.com malucia

    Me gusta ese tipo de mercado. La verdad es que es de ese tipo de experiencias con la vida misma que uno entiende que la sabiduria del día a día le gana a cualquier herramienta de “market share”. Bacano, pasaré a ver la foto.

Twitter feed responded with an HTTP status code of 403.