Startup Weekend en Popayán

Sábado en la noche. Los grupos reunidos en la biblioteca de la Universidad Autónoma del Cauca trabajan frenéticamente. Algunos hacen diagramas sobre los vidrios, otros programan y completan los diseños que pronto entregarán. El ambiente es increíble y la emoción nos contagia a todos.

Al fondo del salón descubro a tres jóvenes que volvieron a su puesto. Horas antes les había aconsejado que descansaran un poco y se dieran un paseo porque los veía aburridos y confundidos. Posteriormente, cuando nos dimos cuenta que faltaron a una de las reuniones donde evaluábamos su presentación (o pitch, para los mas enterpreneurs) pensamos que habían abandonado el reto.

Pero no fue así. Me contaron que estaban felices y muy animados pues en su paseo encontraron una mejor idea y ahora, armados de un termo lleno de café, comenzarían la loca carrera de completar la definición, establecer un modelo de negocio, plantear un prototipo y hacer una presentación de su producto digital, todo en menos de 20 horas!. Un gran compromiso para unos estudiantes universitarios de primer y sexto semestre.

10684678425_b1062b4a0f_b

El equipo de order.us

Hace un par de meses recibí la invitación de mis grandes amigos Lorena y Hammer para participar en el Startup Weekend Popayán como mentor. Debo ser sincero, al principio dudé un poco pues nunca he asistido a un evento como estos, ya que tengo reservas con la forma en que algunas personas se aprovechan del “ecosistema emprendedor” en Colombia, pero acepté luego de entender mi rol: Colaborar y brindar consejo a los grupos que estaban participando con sus ideas.

El día viernes se dio inicio al evento con las presentaciones iniciales, donde me sentí desilusionado al ver pocas ideas sensatas. Esperaba mucho mas de los 86 participantes. Grata fue mi sorpresa cuando la mañana siguiente escuchamos las propuestas que fueron maduradas por los grupos recién creados.

10684943403_5857058161_b

Con el paso de las horas y gracias al apoyo de todos los mentores vi una tremenda evolución que me motivó a involucrarme mas con ellos. Hasta la media noche del sábado estuvimos con mis amigos y mentores Natalia, Mauricio y Sergio trabajando con cada grupo, compartiendo nuestras opiniones y participando en las discusiones para encontrar la mejor forma de consolidar sus ideas. El trasnocho y las intensas sesiones en usabilidad, definición de productos, modelos de negocio y en manejo de las exposiciones dieron sus frutos: no se imaginan mi emoción al escuchar las presentaciones finales, se habían transformado en unas personas completamente distintas.

Es increíble que con sólo algunos consejos es posible cambiar la mentalidad cuadriculada y reactiva que lastimosamente tienen los estudiantes universitarios. Los participantes del Startup Weekend pelearon por sus ideas y se apoyaron en los consejos que decidieron tomar para crear, desarrollar y sustentar sus proyectos ante un panel de jueces que en muchas ocasiones los hicieron dudar y sentirse acorralados, pero que nos sorprendieron cuando ante las preguntas mas punzantes escuchamos las mejores respuestas, cargadas de pasión, sencillez y mucha inteligencia.

Para mi no importa quién fue el vencedor, pues todos los 86 participantes trabajaron muy fuerte, trasnocharon, pelearon, aprendieron y se arriesgaron a sustentar sus ideas. Probaron que sí es posible poner a andar cualquier proyecto, trabajando contra el tiempo, contra el frío y el cansancio de la noche, manejando la presión que les impusimos luego de cada evaluación, aprendiendo a escuchar el mejor consejo y sobre todo, trabajando en equipo.

A todos ellos solo me queda decirles que ahora tienen un compromiso muy grande: repetir y practicar constantemente lo que hicieron este fin de semana. Pueden aventurarse a seguir peleando por su proyecto, pero no deben nunca dejar de ser críticos con su entorno, investigar todo lo que les apasiona, preguntar y compartir su conocimiento y especialmente, no deben tener miedo a arriesgarse.

Aprendí muchísimo de ustedes, de su pasión por sus ideas, de la forma en que rápidamente se organizaron para trabajar, de su creatividad y su empeño.

Una vez mas, los felicito.

 

p.d. Si están leyendo este artículo, quiero que sepan que cuentan conmigo para desarrollar sus ideas :)

  • Marco Torres

    El trabajo realizado en esa noche cuando parecíamos estar en el limbo fue tremendo, gracias los mentores pero especialmente a vos y a Mauricio Cadamil quienes nos regalaron tiempo extra, el proyecto “Conductor Seguro” se volvió más solido. Gran enseñanza y gran recuerdo!

    Saludos!!!